Salud

 Yoga para el tratamiento de la diabetes.

 

 

 

La diabetes es una enfermedad a través de la cual el cuerpo no puede producir insulina, el componente que ayuda a convertir el azúcar en energía para mantener el cuerpo saludable. En este caso, el yoga cumple un rol fundamental.

El yoga es una antigua filosofía de la India y una ciencia de la armonía interna, la salud y el bienestar. Existen muchas clases de yoga, pero todas ellas tienen elementos en común: disminuyen la respiración, relajan los músculos y tranquilizan la mente. Cuando se combinan y practican estas tres técnicas, es posible alcanzarla armonía interna,reducir el estrés y disfrutar de muchos otros beneficios para la salud. En este sentido, la terapia con yoga puede usarse para tratar muchas enfermedades, incluidas la diabetes y sus complicaciones, tales como la cardiopatía, la hipertensión, la obesidad, la depresión y la mala circulación. Para este caso, se enseña cómo poder estirar, fortalecer y curar el cuerpo,mediante la utilización de movimientos suaves y posturas, mientras se centra la mente en la respiración y las sensaciones físicas. En definitiva, las personas con diabetes, que hacen del yoga una parte de sus vidas, descubren que modera sus niveles de glucosa en sangre, reduce la hipertensión, las recompensa con un estado de bienestar y calma,y las ayuda a perder peso.

Para comenzar Mantenga los ojos cerrados

 Al respirar, concéntrese en las sensaciones internas
Dedique más tiempo a exhalar que a inspirar.
 Respiración con estiramiento de brazos

Colocarse de pie y erguido, con los pies juntos. Estirar los brazos hacia delante, a la altura de los hombros y juntar las palmas de las manos. Mientras se inspirare extienden los brazos hacia los lados y se expande el pecho. Una vez que se está preparado para espirar, se vuelve con los brazos hacia delante, manteniéndolos a la altura de los hombros.Deben sincronizarse la respiración y el movimiento de los brazos, para que la inspiración acabe cuando éstos estén completamente estirados a los lados del cuerpo, y concluir la espiración cuando los brazos estén de nuevo delante.

Respiración con estiramiento de manos
Ubicarse de pie y recto, con los pies juntos. Colocar las manos sobre el pecho, con los dedos entrelazados y las palmas hacia adentro. Mientras se inspira, estirar los brazos hacia delante, a la altura de los hombros, y girar las manos de forma que las palmas estén hacia fuera. Al espirar, volver con las manos a la posición original, sobre el pecho. Repetir el movimiento tres veces. Luego, hacer el mismo movimiento de nuevo, pero esta vez extender los brazos hacia arriba en un ángulo de cuarenta y cinco grados. Después de repetir esto tres veces, hacer el movimiento de nuevo; esta vez, llevar los brazos hacia arriba por encima de la cabeza. Repetir el movimiento tres veces.

Asana para la diabetes.

Al momento de realizar asanas -posturas-, la persona deberá relajarse al espirar y aguantar la postura al inspirar. Nunca deberá ponerse tenso o hacer un gran esfuerzo para alcanzar o mantener la postura; en este sentido la relajación es la clave.

El giro de la columna vertebral es recomendable para los diabéticos, pero debe ser evitado si existen problemas discales. Para ello se recomienda:

> Sentarse en el suelo, con las piernas estiradas hacia delante. Subir la pierna derecha y colocar el pie derecho a la izquierda de la rodilla derecha.
 Espirary girar el tronco hacia la derecha.
 Llevar el brazo izquierdo hacia la parte derecha de la rodilla que está levantada y,si se pue-de.sujetar la espinilla derecha.
 Bajar gradualmente la mano por la pierna, hasta que se pueda agarrar el tobillo. Si no puede ser alcanzado, llegar tan lejos como se pueda, pero sin forzar.
 Apoyar la mano derecha en el suelo detrás del cuerpo,y mantener la espalda recta.
 Recordar mantener la espiración más larga que la inspiración.
 Cada vez que se espira, girar un poco más hacia la derecha. Usar los brazos para ayudar-se.perosin ponerse tenso.
 Después de tres o cuatro espiraciones, volver lentamente a la posición inicial y hacer lo mismo en el otro lado: es decir, subir la pierna izquierda y colocar el pie derecho a la derecha de la rodilla derecha,etcétera.

 Postura especial para la diabetes.

El yoga tiene posturas especiales que ayudan al tratamiento de la diabetes y a la cura de varias enfermedades. Para la diabetes, existe la del “bombeo abdominal” que masajea los órganos internos.

 

 Para realizarla:

Colocarse de pie, con las rodillas ligeramente dobladas y las manos reposando sobre las rodillas.
 Inclinarse hacia delante y espirar completamente a través de la boca.
 Expandir el pecho como si se estuviera inspirando y presionar el abdomen hacia el pecho.
 Con los pulmones todavía vacíos, relajar los músculos del estómago para que el abdomen sobresalga. (Para hacer el movimiento de bombeo, debe meterse el abdomen de nuevo y luego liberarlo. Se repite este movimiento hacia adentro y hacia afuera, hasta que sea necesario respirar).
 Luego, repetir el movimiento de bombeo durante tres veces más, descansando cuando sea necesario, para inspirar nuevamente.

 

 

Salud Gratis » Pilates

Diferencias con otros métodos.

 

Este método no es tan sólo un sistema mecánico de repetición de ejercicios. Por el contrario, Pilates insiste que la concentración es la base de un ejercicio eficiente. A causa de que la mente se ve comprometida con el cuerpo para realizar los movimientos en forma correcta, este sistema logra despertar en quienes lo practican una nueva conciencia del control y la función muscular. En vez de realizar muchas repeticiones de un mismo ejercicio, Jo-seph Pilates prefería una menor cantidad de movimientos pero realizados en forma muy precisa, poniendo especial cuidado en la correcta forma del ejercicio. Pilates consideraba que los músculos abdominales, los de la baja espalda y los glúteos son el “centro de poder” del cuerpo, por lo tanto prestaba especial atención a estos grupos musculares.

No obstante ello, ya que su método propugna la total armonía muscular, ningún grupo muscular queda fuera de su sistema. Utilizando aparatos diseñados por él mismo, Pilates tonificaba los músculos a la vez que equilibraba la fuerza muscular en las articulaciones.

Lo que hace única a la técnica de ejercicios Pilates entre otras formas similares de ejercitación, es que desarrolla los músculos de una manera compacta, haciéndolos lucir marcados y esbeltos antes que voluminosos. El resultado es un cuerpo armónico con una musculatura fuerte y flexible, abdominales planos, piernas armoniosas y una espalda fuerte.

 

 

Salud Gratis » Para caminar

Fundamental: elegir el calzado adecuado.

 

La clase de calzado que se utilice puede hacer la diferencia. Los expertos recomiendan emplear zapatillas livianas con suelas bien acolchadas, ya que así se garantiza un buen soporte para el cuerpo. El talón debe asentarse entre 1,20 y 1,90 cm por encima de la planta del pie. Otros datos para tener en cuenta:

 talonera firme que sujete bien el talón;
[icon name=”diamond” class=”” unprefixed_class=”” tobillera acolchada para evitar raspaduras en el tobillo;
[icon name=”diamond” class=”” unprefixed_class=”” suela flexible con un leve ángulo convexo abajo del arco para que acompañe el movimiento del pie;
[icon name=”diamond” class=”” unprefixed_class=”” puntera ancha para que los de dos tengan espacio para moverse.
[icon name=”diamond” class=”” unprefixed_class=”” En épocas calurosas es conveniente que la parte superior de la zapatilla posea una malla que mantenga los pies frescos y ventilados.
Un calzado correcto resulta fundamental para prevenir una mala inclinación del pie (rotación hacia la cara interna del mismo). La clave es un calzado con un buen soporte para el arco.

Al comprar, no se deje influenciar por publicidades modernas: pruébese varios modelos diferentes, revuelva todas las estanterías. Preste atención a sus pies. Ellos le harán saber cuándo han encontrado el calzado perfecto.

 

 

Salud Gratis » Para tener en cuenta cuando hacemos pilates

Para tener en cuenta.

 

 Le sugerimos que antes de hacer esta rutina entre en calor, ya sea con una caminata aeróbica, o si tiene una bicicleta fija, o si no, bailando un rato en su casa con la música que más le gusta. Entre en calor unos 10 a 15 minutos.

 Si no puede completar todas las repeticiones sugeridas, no se preocupe; haga las que pueda y luego va agregando paulatinamente las que le faltan, cuando se sienta más fuerte.

 En este fascículo trabajaremos con una banda elástica, que se puede conseguir en cualquier casa de deportes. En su lugar se puede utilizar un elástico. También usaremos una pelota. Por mas informacion ingresar a Aromaterapia.