CONSEJOS
Quien quiera oir que oiga

 

Artritis

 

Depresión

 

Inyección

 

Asma

 

Quien quiera oir que oiga

Para ver más información sobre medicinas alternativas y salud puedes continuar leyendo aquí blog salud
Debido a la amplia variedad de audífonos, los usuarios no saben con qué modelo quedarse.
Cuentan que el primer auxiliar para la audición apareció a principios de 1800 y que lo usó Beethoven. Desde entonces los fabricantes han estado intentando producir un aparato mejor y hoy en día es posible contar con nuevos modelos más pequeños que nunca.
Pero a pesar de la evidente ventaja de la variedad, los consumidores con disminución auditiva (la tercera parte de las personas mayores de 65 años tienen una pérdida asociada con la edad conocida como enfermedad sensorineural) se hacen cada vez más preguntas. ¿Cómo escoger el mejor aparato dentro de una oferta tan amplia? ¿Cuánto invertir teniendo en cuenta que los precios van de los tienen gran variación y normalmente no los cubre ningún seguro de salud?. Además los expertos tampoco se ponen de acuerdo en cuál es el momento apropiado para recomendar un aparato para la audición aunque se considera que si la audición cae a los 25 ó 30 decibeles, ya hay una pérdida leve del oído. Los modelos más populares actualmente son los internos y los más pequeños que se llaman auxilio para el canal o auxilio minicanal. Los modelos más grandes que se llevan detrás de la oreja son elegidos por menos del 20% de los usuarios. Todos los audífonos funcionan bajo el mismo principio: las ondas sonoras recogidas con ayuda de los pequeñísimos micrófonos del aparato son amplificadas y transmitidas al oído con ayuda de una bocina. Algunos tienen amplificación automática que aumentan más los sonidos suaves que los fuertes. Los auxiliares programables, otro avance reciente, posibilitan programar el aparato para que amplifique los sonidos de manera distinta en ambientes diferentes, facilitando la transición entre un ambiente silencioso a uno ruidoso.

Todos los Derechos Reservados - Copyright 2008 © Salud Gratis