Práctica recomendada para combatir la indigestión


La indigestión o dispepsia es uno de los trastornos más comunes. En general, se presenta debido al consumo de ciertos alimentos o luego de beber bebidas alcohólicas.
Según el concepto del Ayurveda -traducido en forma literal como “Ciencia de la Vida”-, la indigestión es la base de la mayoría de las patologías del mecanismo de cada persona. Por eso, por un lado, el masaje ayurvédico ejerce un efecto relajante sobre las visceras abdominales; por ejemplo, en el caso de las personas con constitución Vata y Kapha, ayuda a agilizar el tránsito intestinal; y, por otro lado, equilibra la energía corporal del individuo: activa el plexo solar (chakra ubicado a la altura del diafragma).
Básicamente, puede decirse que esta técnica normaliza el tracto digestivo haciendo que, el masaje sobre la zona abdominal y sobre el área refleja (en el brazo, el punto Vasti), ayude a restablecer el AGNI (Fuego Digestivo). Cuando éste se presenta en exceso o, por el contrario, se ausenta, provoca dispepsia o digestión difícil.
De acuerdo con el análisis del Ayurvéda, la indigestión puede dividirse en tres grupos:
– Las personas con predominio en Vata tienden a padecer distensión abdominal, constipación y sensación de sabor amargo en la boca.
– Aquellos con constitución Pitta tienen predisposición a presentar acidez y descompostura. Posiblemente, pueda estar asociado con la aparición de ardor o de picazón anal.
– Las personas Kapha se caracterizan por padecer digestión lenta.
Una vez que se conoce cuál es el dosha (biotipo) predominante de cada persona, es posible determinar cómo debe realizarse el automasaje: las personas con constitución Vata o Pitta precisarán un masaje suave. Aquellos con predominio en Kapha requerirán de una mayor presión.

Práctica recomendada para combatir la indigestión:
1. ZONA DEL OMBLIGO (Nabhi)
a. Colocar aceite sobre la zona del ombligo. Apoyar un dedo sobre éste y sostenerlo durante cuarenta segundos.
b. Girar el dedo en sentido de las agujas del reloj y luego en dirección contraria (dos minutos hacia cada lado). Por último, detenerse en el punto de comienzo.
2. ZONA DEL BRAZO (Indravastí)
a. Estirar el brazo. Colocar la mano sobre el hueco del codo y contar hasta cuatro o cinco espacios (dedos) hacia abajo.
b. A esa altura, podrá localizar el punto Vasti. Sobre éste, colocar el dedo pulgar de una de las manos.
c. Realizar movimientos en la dirección de las agujas del reloj y luego en sentido contrario (dos minutos hacia cada lado). Finalmente, detenerse en el punto de inicio.
– Repetir este ejercicio en el otro brazo.

Etiquetas:  

Sin Comentario - »

Comment RSS · TrackBack URI

Dejanos un comentario